viernes, 20 de febrero de 2009


Características del suelo

El suelo está compuesto de material inorgánico, como partículas de roca, así como de materia orgánica, como animales y plantas en descomposición. En un suelo sano hay también aire, agua y microorganismos.
La textura del suelo viene determinada por la cantidad de arcilla, limo o partículas de arena presentes. La arcilla retiene muy bien el agua y los nutrientes, pero opone resistencia a la penetración de las raíces. La arcilla es un suelo pesado y se satura con facilidad. El otro extremo es la arena, que drena muy bien, pero también filtra rápidamente los nutrientes y se seca con rapidez. Los suelos limosos son más parecidos a la arcilla que a la arena.


pH y análisis del suelo

Para el crecimiento óptimo de una planta, el suelo debe tener también el nivel de pH adecuado. El pH se mide en una escala de 1 a 14. Un pH de 7.0 se considera neutro. Las cifras por debajo de 7 corresponden a suelos ácidos y por encima de 7, alcalinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada