lunes, 16 de febrero de 2009

SUELOS CARENTES DE SALES (SUELOS SÓDICOS)


Los suelos sódicos o álcali negro, representan un problema de manejo parcialmente difícil. La permeabilidad del agua de estos suelos, por lo general, es tan baja que el agua los atraviesa sólo lentamente. El pH de los suelos sódicos, generalmente, es de 9 ó 9.5 y las fracciones de arcilla y de materia orgánica se encuentran dispersas. La materia orgánica dispersa se acumula en la superficie de zonas de drenaje insuficiente con lo que le imparte un color negro, por eso, se le llama álcali negro.

Sus concentraciones bajas de sales solubles y sus valores altos de pH pueden provocar una toxicidad directa por el sodio en las plantas más sensibles. La percolación insuficiente del agua para satisfacer las necesidades de la vegetación y controlar la salinidad constituye el problema principal de los suelos sódicos.

Una de las formas de obtención de sal es atravez del método de neutralización, según este método la sal s obtiene apartir de la reacción entre un acido e hidroxido pudiendo ser el acido oxigenado o no oxigenado.

Jessica Reyes Dircio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada