lunes, 16 de febrero de 2009

SALES

Las sales son compuestos resultantes de la combinación de un metal con otro elemento no metálico o con un radical ácido, y que se consideran como producidas por sustitución del hidrógeno de los ácidos por átomos metálicos. Las sales resultan de la sustitución de uno o más átomos de hidrógeno de un ácido por átomos metálicos o radicales electropositivos. La sal común, de la que se deriva este nombre genérico, es el cloruro sódico, (CINa), en cuya fórmula el sodio ocupa el lugar del hidrógeno del ácido clorhídrico . Otros ejemplos de sales son el sulfato cúprico, (S04Cu), en el que el cobre ha sustituido al hidrógeno del ácido sulfúrico, (S04H2), o el nitrato potásico, (N03K), en el cual el hidrógeno del ácido nítrico ha sido reemplazado por el potasio. Algunas sales contienen radicales en lugar de átomos metálicos, como el cloruro amónico, (CINH4). Las sales son compuestos de enlace iónico, es decir. enlace por transferencia de electrones, a diferencia del enlace covalente, que se hace por compartimiento de electrones en ellas, el metal cede electrones al radical ácido. Por esto, cuando se encuentran fundidas o en solución, conducen la corriente eléctrica, como conductores de segunda clase, o sea, descomponiéndose en sus iones. A los conductores de segunda clase se les llama también electrólitos, y, como hemos dicho, se descomponen al paso de la corriente eléctrica (electrolisis). Se llaman iones a los grupos o radicales que transporta la corriente al atravesar los líquidos con electrólitos en solución. Los iones se dividen en aniones y cationes; se llaman aniones los iones que, por ser de carácter negativo, se dirigen al polo positivo o ánodo; se llaman cationes los iones que, por ser de carácter positivo, van al polo negativo o cátodo. En los ácidos el hidrógeno metálico es el catión, y el residuo ácido es el anión. En las bases el radical oxhidrilo OH-, es el anión, y el metal es el catión. En las sales el metal es el catión, y el residuo ácido es el anión.

Las propiedades de las sales varían ampliamente y son, en general, las de los iones que contienen. Así, el cloruro sódico se comporta en muchas ocasiones y circunstancias como las demás sales sódicas pero, por otro lado, también presenta grandes analogías con otros cloruros.

Las sales se denominan de acuerdo con el metal y el radical que las forman; la terminación -uro se emplea para las sales binarias, es decir, los compuestos formados por dos elementos, por ej., el cloruro sódico, (CINa). Los nombres de las de más sales terminan en -ato y en -ito si se derivan de un ácido cuyo nombre acabe en -ico o en -oso, respectivamente. Así, el (S04Na2) se denomina sulfato sódico porque deriva del ácido sulfúrico, y el (S03Na2) sulfito sódico porque proviene del ácido sulfuroso. Muchas sales tienen aplicaciones muy importantes, que se describen al tratar del metal que contienen. Los métodos empleados para preparar las sales dependen de la disponibilidad de las materias primas necesarias en cada caso y de la mayor o menor facilidad con que la sal puede separarse de los productos secundarios formados al mismo tiempo que ella.

Jessica Reyes Dircio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada